Carta de mi yo adolescente a Fernando Valle

Carta de mi yo adolescente a Fernando Valle, el protagonista del libro Clemencia del escritor mexicano Ignacio Manuel Altamirano.

wpid-img_20150323_132636.jpg

Querido Fernando Valle:

Soy un ser solitario y, como tú, tampoco soy atractiva ni sociable. También a mí me consideran desagradable en todos los aspectos. Soy la flaca fea de quien se ríen y a quien rechazan.

Empecé a enamorarme de ti cuando  leí la cita con la que te sientes identificado, aquella cita de Hoffmann que le diste al Doctor L… y que decía lo siguiente: “Ningún ser puede amarme, porque nada hay en mí ni de simpático ni de dulce”.   Leí esas palabras  con lágrimas porque también me describen perfectamente.  En ese momento supe que había encontrado en ti a alguien como yo.   Como no pude esperar para saber más de ti, empecé a devorar las palabras del Doctor L… con las cuales me contaba tu historia.

Aunque se supone que tienes un aspecto repugnante, yo te considero el hombre más atractivo. Debo confesar que para mí la apariencia es intrascendente; y la belleza, subjetiva. Detrás de tu apariencia hostil y desagradable, hay un corazón puro, noble, fiel, desinteresado y generoso, fuente inagotable de amor que hará hasta lo imposible por lograr la felicidad de la persona que amas, te corresponda o no.

Por desgracia estás convencido de que debido a tu apariencia nadie podrá amarte nunca.  Intento imaginarme la cara que pondrías si te dijera que has llenado de luz mi vida, que sólo tú has logrado evitar que siga cayendo en este abismo tan doloroso y que sólo por ti puedo seguir adelante.  ¡Qué feliz sería si pudiera hacerte llegar este mensaje! ¡Si pudiera hacerte sonreír por lo menos un breve instante!

¡Fernando! ¡Te sacrificaste por la felicidad de la ingrata de Clemencia! ¡No pude salvarte! Corrí como ella para poder decirte lo mucho que te admiro, lo grande que eres mi muy amado héroe, pero tu historia terminó antes de que la mía comenzara. No hubo dulzura para ti en este mundo. No la hubo.

Cerré el libro para intentar tolerar el dolor y evadir el sufrimiento. ¿Por qué en este mundo cruel la apariencia es lo único que importa? ¿Por qué sólo pudieron ver tu cara y no tu alma? ¿Por qué sólo ven mi acné y mi fealdad? ¿Por qué no nos dieron la oportunidad de mostrar nuestra belleza?

Fernando, mi Fernando, no hay nadie más bello que tú ni nadie capaz de ofrecer un amor tan puro y desinteresado como el tuyo. Elegiste la felicidad de ella aunque eso significara tu muerte. Entonces moriste sin reconocimiento, sin tener conciencia de tu grandeza, sin gloria para la patria que tanto defendiste. Moriste con la certeza del rechazo y sin amor. Mi corazón llora por ti.

Siempre regreso las páginas de tu historia para encontrarte. Tu gran amor está siempre presente en ellas y así nunca me siento sola. Contigo me atrevo a soñar despierta y el mundo de las apariencias me duele menos.

Gracias Fernando Valle,

Tuya C…

Advertisements

~ by Naraluna on March 23, 2015.

2 Responses to “Carta de mi yo adolescente a Fernando Valle”

  1. Desde hace más de 15 años mi novela favorita.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: