Una Velada Retro

Siempre me ha gustado la época de los 50s, 60s. Una de mis películas favoritas es Grease con John Travolta y Olivia Newton John. Me agrada ver las chamarras de cuero y los peinados de vaselina: estaba enamorada de Danny Zuko. Me gustan las faldas de crinolina. Además, el rock de esas décadas es genial y bueno para bailar.  Aunque mis hermanos y yo somos ochenteros (yo nací en el 76) y crecimos con Timbiriche ( mi hermana con la Onda Vaselina), mi papá a menudo nos ponía varias canciones de ese entonces.  Nos encantaban el Rock de la Cárcel, Pólvora, Despeinada, La Chica Alborotada. Crecí también bailando la Plaga y Don´t be Cruel. Vi algunas películas del joven Elvis Presley y me parecía muy guapo.  A la fecha sigo disfrutando las películas de crinolinas y chamarras de cuero. En esos tiempos los diners (merenderos) eran la onda. Ahí se reunían los protagonistas de Vaselina  para comer hamburguesas y echar relajo.   En los años de mi adolescencia surgió la popular serie de Beverly Hills 90210 en la cual  todos los protagonistas se la vivían en el Merendero de Nat, ahí resolvían sus conflictos o ahogaban sus penas en una malteada.
Ahora se están poniendo de moda las cafeterías o restaurantes temáticos y los merenderos no podían faltar.  En mayo de este año (2015) abrieron uno en el Centro de Coyoacán en  Cuauhtémoc #148. Se llama Hound Dog y desde que estaban por abrirlo tenía curiosidad de ir.  A mi marido le encantan las hamburguesas y las malteadas, por los que nos pareció una buena idea visitar este lugar como parte de la celebración de su cumpleaños. Fuimos los cuatro y por fin se nos hizo conocerlo.

De jueves a sábado en el Hound Dog tienen música en vivo a partir de las ocho de la noche. ¿Qué mejor manera para disfrutar la velada que con música de la época que tanto me gusta?  Llegamos al lugar cerca de las nueve de la noche y desde el principio nos atendieron bien: la señorita que nos anotó en la lista de espera tenía un muy buen sentido del humor, fue amable y también sonriente. Tuvimos suerte pues no tardamos en encontrar mesa.

Sobra decir que el lugar tiene una decoración principalmente cincuentera. En una de las paredes podemos ver el frente de un Mustang y alrededor hay fotos de celebridades como James Dean, Elvis Presley y Marilyn Monroe. Me faltó mi crinolina con mis tenis, me faltaron mis lentes de sol y mi moño grande en el cabello. Me gustaron los colores de esta cafetería: rojo y rosa. Me encantan los lugares así: sencillos pero atractivos, alegres.

wpid-img_20150828_210823476.jpg

Hound Dog Coyoacán

wpid-img_20150828_210830574.jpg

Hound Dog Coyoacán

wpid-img_20150828_210724342.jpg

Hound Dog Coyoacán

Hound Dog Coyoacán

Hound Dog
Coyoacán

Apenas nos sentamos, llegó el mesero a darnos el menú. Además de hamburguesas, también tienen una buena variedad de hot dogs y de ensaladas de tres ingredientes cuya combinación escogen los comensales.  Entre las entradas nos llamaron la atención las alitas y los aros de cebolla.  Hay una hamburguesa hecha con pan de dona glaseada. ¡Qué locura!

Hamburguesa con pan de dona glaseada Hound Dog Coyoacán

Hamburguesa con pan de dona glaseada
Hound Dog
Coyoacán

Sin embargo, tiene éxito. A una de nuestras adolescentes le gustó mucho. Yo pedí una más sencilla, con queso y tocino.

Hamburguesa Hound Dog Coyoacán

Hamburguesa
Hound Dog
Coyoacán

Si mal no recuerdo la de pan glaseado se llamaba Marilyn Monroe; y la que yo pedí, Elvis Presley. No recuerdo cual hamburguesa pidió mi marido y Ness pidió una ensalada. Las alitas volaron y los aros de cebolla también (estaban deliciosos).  Todo es grande en este lugar, es difícil quedarse con hambre.

Aros de Cebolla Hound Dog Coyoacán

Aros de Cebolla
Hound Dog
Coyoacán

Casi no me gustan las hamburguesas, pero ésta sí me gustó (nada que ver con las hamburguesas artificiales de los lugares de comida rápida). Eso sí, estuvo lo suficientemente grande como para que no me la acabara.

Hay malteadas de sabores tradicionales (vainilla, fresa y chocolate) y también de sabores especiales como oreo y mora azul.  Las que pedimos (fresa, oreo y mora azul) sabían muy bien; la de mora azul fue la mejor (para mí).

Malteadas Hound Dog Coyoacán

Malteadas
Hound Dog
Coyoacán

Mientras cenábamos, la banda de los Monstruosos estuvo tocando. Fue genial. Tocaban muy bien y sabían poner buen ambiente. Me dieron ganas de cantar, de bailar, de reír. Las personas de las otras mesas también estaban riendo y disfrutando. Afuera, algunas de las personas cantaban y bailaban mientras esperaban a que llegara su turno para entrar. La pareja de la mesa de al lado se paró a bailar una canción.  Los demás comensales que estábamos ahí les aplaudimos bien contentos.  Me encantó el ambiente de compañerismo en este lugar. Casi todos nos sonreíamos,  nos emocionábamos con las canciones, nos acompañábamos en nuestras ganas de bailar.

Tocaron canciones como Pretty Woman, Hound Dog, Rock de la Cárcel, Fue en un Café y no podía faltar Popotitos: mi canción. Esa canción me la cantaban mis amigos de la infancia en el condiminio en el que vivíamos cuando hacíamos nuestras famosas fiestas punk.  ¡Me dieron tantas ganas de bailar!  Mis pies se movían debajo de la mesa y mis manos se elevaban para seguir la música.  Cantaba y sonreía. A veces mi marido cantaba conmigo. A él también le gusto mucho cómo tocó esta banda.  ¡Ojalá la próxima vez que vayamos nos volvamos a encontrar con los Monstruosos!

wpid-img_20150828_212936712.jpg

Los Monstruosos Hound Dog Coyoacán

Los Monstruosos Hound Dog Coyoacán

Los Monstruosos
Hound Dog
Coyoacán

Para cerrar con broche de oro, pedimos un postre. Rebeca y yo planeábamos compartir un pastel y un brownie. Cuando pedimos el pastel de Baileys, el mesero nos dijo que la rebanada estaba enorme, que ese postre era para compartir.  Le agradezco mucho su consejo. Afortunadamente le hicimos caso pues los cuatro nos quedamos boquiabierta cuando vimos el extraordinario tamaño de aquella rebanada. Hizo bien en traernos cuatro cubiertos, estoy segura que entre las dos no hubiéramos terminado nunca. Además de enorme, estaba delicioso. Me parece que ese postre es su especialidad y vaya que nos deleitamos.  No importa cuantos pedazos comíamos, la rebanada nunca se acababa.

wpid-img_20150828_222623311.jpg

Pastel de Baileys  Hound Dog Coyoacán

Pastel de Baileys Hound Dog Coyoacán

Pastel de Baileys
Hound Dog Coyoacán

La atención que recibimos fue excelente y el mesero además de atento, fue muy amable. Fue una velada muy divertida.  Salimos felices y satisfechos.

Conocimos una cafetería con buen servicio, comida rica y bien servida acompañada de muy buena música. El  Hound Dog de Coyoacán es un lugar al que con gusto regresaré.

Advertisements

~ by Naraluna on August 31, 2015.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: